capturando la vida

Capturando la vida

La constancia no es una de mis mejores cualidades, hay que reconocerlo…por eso quizás me ha impresionado el trabajo del cineasta holandés Frans Hofmeester.

Hace 12 años nació su hija Lotte y tuvo la idea de grabarla cada semana desde que llegó hasta…hasta siempre, supongo. De momento, ha resumido la vida de Lotte en dos minutos de imágenes. Además de tener connotaciones emotivas, es un brillante documento donde te das cuenta de la trepidante aventura que emprende el cuerpo humano para crecer y desarrollarse.

Pienso en el ritual de la grabación casera como una costumbre rutinaria para padre e hija que, imagino, les costará abandonar. Me pregunto cuál será el último día y si serán conscientes de ello. Porque, verán, las últimas semanas me he obsesionado con este pensamiento: NUNCA SOMOS CONSCIENTES DE LA ÚLTIMA VEZ DE ALGO.

No consigo recordar cuál fue la última vez que dormí con mi osito de trapo, ni la última que mi madre me dio la mano para cruzar la calle, ni la que mi padre me ató los zapatos. Tampoco soy consciente de la última vez que cambié un pañal a mi hijo, ni de cuando dejé de poder llevarlo en brazos. Sé que no sabré cual es la última vez le que coso rodilleras en sus pantalones rotos, ni cuál será mi último beso de buenas noches.

Me asusta no darme cuenta, porque creo que impide que saboreemos la vida un poco más. Quizás esto pensó Hofmeester y por eso decidió secuenciar la vida en un segundo semanal…

Lotte Time Lapse: Birth to 12 years in 2 min. 45. from Frans Hofmeester on Vimeo.