novela wonder

En un visto y no visto

Y así, de sopetón como quién dice, nos plantamos en los últimos días del año. ¡Plas! en un visto y no visto.

Por alguna extraña razón cada vez se me pasan los días, meses y años más rápidamente y, será que la Navidad me pone nostálgica, pero sólo me apetece recordar los cálidos días de verano que quedan tan lejos en el calendario pero tan cercanos, en cambio, en mi memoria.

Este verano llegó a mis manos la novela WONDER de R.J. Palacio. Creo que lo empecé y lo terminé en menos de 48 horas. Me gustó tanto y me enseñó tantas cosas que decidí volver a leerla junto a mi pequeño pre-adolescente. Y así pasamos algunos días de verano: preparábamos una pequeña mochila con un poco de agua y el libro y nos adentrábamos en el bosque dónde descubrimos una casita en lo alto de un árbol. Ese fue nuestro rincón secreto, una biblioteca improvisada en lo alto de un nogal, dónde leíamos la historia de August (un niño de 12 años normal por dentro pero con un rostro fuera de lo común).

August y los demás protagonistas nos enseñaron mucho, discutimos acerca de la vida y la relación entre compañeros pero, sobre todo, imprimió al verano de 2013 muchas horas enriquecedoras que nos unirán para siempre.

Y así me despido de este año especial y lleno de retos personales y profesionales. Como seguro que tendrán que hacer algún regalo navideño, me permito recomendarles este magnífico libro.

¡Feliz entrada en 2014!

2 comentarios
  1. Isabel Martí
    Isabel Martí Dice:

    Només volia donar-te les gràcies per aquest text tan natural i expressiu que has escrit sobre Wonder. Un llibre que ha costat molt que arribés als lectors -això de la comunicació sempre és un misteri- però que ara gràcies a gent com tu comença a ocupar el lloc que es mereix. Gràcies de tot cor. Isabel l’editora catalana de la meravella Wonder.

    Responder
    • Inés
      Inés Dice:

      És un honor, Isabel, que t’hagi agradat el meu post.
      Cada vegada que entro a una llibreria i veig Wonder a la prestatgeria dels recomanats o els més llegits, estic molt contenta. Crec que és un d’aquells llibres que recordes sempre i que ajuda a entendre perquè les relacions humanes són complicades i plenes de malentesos.
      Una abraçada.
      Inés.

      Responder

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *